sábado, 26 de febrero de 2011

Apuntes sobre la respiración circular

Puede ofrecer un recurso más para el intérprete.
La respiración circular o continua consiste en respirar y tocar al mismo tiempo, lo que permite mantener el sonido indefinidamente. En esta técnica espiramos por la boca al tocar el instrumento y simultáneamente inspiramos por la nariz.

Prueba tocando una nota de registro medio, manteniéndola durante largo tiempo.
En un momento dado, cuando vayas a necesitar aire, abandona la tensión de los músculos faciales hinchando las mejillas pero sin que se corte el sonido. En el momento en que los carrillos se encuentran llenos de aire, corta el paso del aire cerrando la garganta, mientras simultáneamente oprimes las mejillas con los músculos de la cara para que siempre exista una corriente ininterrumpida de aire que haga vibrar los labios. Mientras los carrillos se están desinflando por la acción de los músculos faciales, realiza una rápida inspiración nasal. Por último recupera la posición habitual de la cara sin dejar de tocar.

Hay que practicarlo hasta lograr una continuidad en la salida del aire y que el sonido no varíe. Posteriormente realiza esta respiración mientras tocas diferentes sucesiones de notas o fragmentos musicales. http://bit.ly/ecQZ28